Princess & Owl Stories
acoso escolar
Educación

Qué hacer si tu hijo sufre acoso escolar

Muchas son las consultas que me llegan, por diversas vías, referidas al ámbito de la educación y sobre la adolescencia. Los que me siguen saben que soy docente de secundaria y por eso, a veces, me piden mi punto de vista sobre determinadas situaciones, desde mi experiencia docente. Así que he decidido empezar una sección de educación referida a cuestiones escolares y a la adolescencia ya que son mis ámbitos de trabajo y todo lo que pueda aportar que os pueda servir para gestionar determinados temas quiero que podáis encontrarlo también en este espacio, que es vuestra casa.

El acoso escolar o bullying es, por desgracia, un tema de candente actualidad y sobre el que hay que actuar de inmediato a la más mínima sospecha. El acoso escolar es aquella situación, persistente en el tiempo, en la cual un alumno sufre humillaciones o agresiones (sean físicas o verbales) por parte de alguien debida a un desequilibrio de poder ya que el alumno es víctima porque está en inferioridad de condiciones respecto a su(s) agresor(es). Hay que entender el acoso escolar como un problema de grupo. Cierto es que hay una víctima y uno o varios agresores, pero es el grupo el que permite, en silencio y normalmente por miedo, que se de esa situación. No nos engañemos, tan culpable es el que hace como el que ve, calla y lo consiente. Es muy importante que eduquemos a nuestros hijos para que no sean cómplices de este tipo de situaciones.

Si tu hijo sufre acosos escolar lo sabrás, siempre lo sabemos (aunque a veces no queramos/sepamos verlo), porque si tienes una relación de confianza y comunicación él mismo te lo contará o porque percibirás una serie de indicadores del acoso que encenderán todas tus alarmas; porque todos conocemos a nuestros hijos y estos cambios se notan:

  • Cambio repentino en su forma de actuar: se vuelve más callado, introvertido…
  • No quiere ir al cole: lo dice abiertamente o pone mil excusas (no me encuentro bien, estoy enfermo, hoy se van de excursión y no quiero ir…).
  • No cuenta nada de lo que pasa en el centro por más que le insistas y preguntes rutinaria o directamente.
  • Bajada considerable de su rendimiento y/o sus notas.
  • Se muestra bajo de autoestima o se infravalora, cuando antes no lo hacía.
  • Altibajos emocionales/cambios bruscos de humor.

Estas son algunas de las señales de alarma más importantes y que denotan, claramente, que nuestro hijo tiene algún problema en el cole. Hay que intervenir de inmediato para saber qué le está pasando. ¿Y cómo intervengo?

Lo primero es hablar con él, hacerle entender que necesita contarlo y mostrarle tu apoyo incondicional. Es muy importante que no se sienta solo ni se vea superado por la situación. Toma parte activa en su malestar: “tenemos un problema”, “vamos a salir de esto”, “encontraremos ayuda”. Que vea que tu tomas parte con él. Déjale claro que esto se va a acabar y que todo volverá a la normalidad. Y luego, busca ayuda en el centro escolar de tu hijo.

Siempre hay que intentar, en primer lugar, hablar con él para que te cuente qué está pasando. A veces funciona, sobretodo si en casa siempre ha habido buena comunicación. Otras veces no funciona, en ese caso hay unos pasos a seguir si tu hijos sufre bullying:

  1. En primer lugar, pide cita con su tutor/a en el centro. Cuéntale lo que está pasando, seguro que en el centro ya han notado algo, sobretodo si ya conocían al niño/joven de años atrás. El tutor pondrá en marcha el protocolo de acoso y se encargará de ello.
  2. Si vía tutor/a no ha funcionado, pide cita con el departamento de orientación o el orientador/a del centro. Explícale lo que pasa y ellos se pondrán en marcha.
  3. Si nada de esto funcionara, habla con jefatura de estudios o con dirección y explícale la situación y todos los pasos dados antes de llegar hasta aquí.
  4. El último escalón en estos casos, es inspección educativa, pero espero que no tengas que llegar hasta ahí porque se han puesto las medidas oportunas en el paso 1.

Es importante que, desde que tengas constancia del acoso, documentes todo lo que sucede y si hay imágenes, vídeos o algún tipo de prueba los vayas guardando. Eso facilitará la puesta en marcha de medidas puesto que se tendrán más datos para actuar. Si el acoso traspasa las barreras del centro y se produce en la calle o a nivel de RRSS, denuncia siempre ante la Guardia Civil o a la Policía Nacional.

No dejes que NADIE te diga que son cosas de niños, no lo son. Lucha hasta que puedas encontrar una solución para tu hijo. Quiero pensar que en todos los centros se vela por los alumnos del mismo y no se dejan pasar determinadas cosas, y ésta es una de las más graves que puede pasar en un centro educativo. Si por lo que fuera en tu centro no es así, contacta con inspección educativa porque hay soluciones, desde que intervengan hasta el cambio de centro.

Para tu tranquilidad, te diré que en los centros educativos, al menos en Baleares es así y supongo que en otras comunidades también, existe un protocolo de actuación específico para estos casos. En cuanto tutor/a, orientador/a o directiva tenga constancia del caso, lo pondrá en marcha con la máxima celeridad. Este protocolo consiste en entrevistarse con alumnos y familia, trabajar a nivel de grupo y muchas otras actuaciones para frenar el acoso.

teléfono contra acoso escolar

También puedes pedir ayuda e información en el Teléfono contra el acoso escolar (900 018 018). Lo que hay que tener claro es que, que no pasa nada por buscar ayuda y que tiene que importarnos muy poco lo que piensen los demás. Lo primero es nuestro hijo y no podemos dejarle solo ante un problema de tal magnitud.

Yo no recomiendo que hables con el niño que lo acosa ni con su familia, muchas veces (la mayoría) suele ser contraproducente. Busca la ayuda de expertos en el centro escolar y deja que se encarguen ellos.

Espero haber arrojado un poco de luz con este post, si te queda alguna duda no dudes en contactar conmigo o dejarme un comentario. Y si, por desgracia, has vivido alguna situación parecida me encantaría conocer tu experiencia. ¿Qué te parece esta nueva sección? Ya sabes que si quieres que hable sobre un tema en concreto sólo tienes que pedirlo.

firma eulàlia

También te puede interesar...

4 Comments

  • Reply
    Raquel (Mamá oso panda)
    27 enero, 2018 at 13:09

    ¡Muy buen post! Es muy duro cuando nadie se involucra porque “son cosas de niños”. Desde el momento en que los niños no son capaces de resolverlo por ellos mismos, ya es evidente que no es cosa de niños y los adultos debemos intervenir

    • Reply
      Eulàlia Carbonell
      28 enero, 2018 at 17:56

      Totalmente de acuerdo, las cosas de niños las resuelven entre ellos pero esto requiere la intervención inmediata de los adultos. Un besazo bonita

  • Reply
    Vanesa
    31 enero, 2018 at 06:21

    Esperemos no tener nunca nunca nunca que pasar por ese trago. Qué duro y qué difícil. Como tutora admiro tu trabajo,más en situaciones como esta…

    • Reply
      Eulàlia Carbonell
      4 febrero, 2018 at 18:54

      Ojalá así sea… es una parte muy dura del trabajo. Y es un reflejo terrible de esta sociedad poco empática en la que vivimos… Un besazo bonita

    Leave a Reply

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.