Princess & Owl Stories
Salud

A vueltas con las vacunas por Isabel Pascual García

Las casualidades de la
vida han querido que mientras terminaba una colaboración sobre
vacunas salte la alarma en este país. Este post iba a ver la luz la
semana que viene, pero con la noticia y el revuelo ocasionados por el
caso de este niño de Olot con Difteria creo que el momento oportuno es ahora. El
post que te traigo hoy no lo he escrito yo, sino mi amiga Isabel, del
blog Diario de una profesora interina. Isabel ha tenido que informarse a
fondo, por motivos personales, sobre la vacunación. Al verla tan
puesta en el tema le propuse hacer un post sobre la cuestión y se ha
rodeado de grandes profesionales para documentarlo. Es un post algo
largo pero que vale MUCHO la pena leer entero. Gracias a Isabel por
su gran trabajo y a Marga Ferrer (Enfermera del Hospital Comarcal de
Inca) y a Laura Villalonga Serra (Grado y Máster en Medicina y
Cirugía por la Universitat de Barcelona. Estudiante de MIR) por
documentarla tan y tan bien y por aportar sus conocimientos y
experiencia a mi humilde blog. De verdad chicas, muchas gracias por
un trabajo tan bien hecho y por permitirme exponerlo en mi casa.
Personalmente pienso que
la vacunación es un derecho de los niños, no de los padres. Aunque
al fin y al cabo sean los niños, y toda la sociedad, quién paga las
consecuencias. Respeto todos los modos de crianza y las formas de
vivir la maternidad/paternidad de todo el mundo, pero no puedo
entender que unos padres pongan en riesgo la vida de sus hijos y de
todos los que están en contacto con ellos. Es mi opinión, pero creo
que algo que nos atañe a todos como es la vacunación no debería
ser opcional. Porque yo he elegido vacunar a mi hija, por su bien y
por el de todos, y no me gusta que las opciones de los demás puedan
ponerla en riesgo. Dicho lo dicho os dejo con el post de Isabel, que
de verdad que no tiene desperdicio y es muy riguroso y exhaustivo.

Si hay algo que ha hecho avanzar a la humanidad (y ha contribuido a la superpoblación del planeta) creo que deben ser precisamente los avances médicos, especialmente los antibióticos y las vacunas, que ahora nos pueden parecer algo de lo más normal pero hace sólo unas pocas décadas que son de uso generalizado (y, lamentablemente, no en todo el mundo). Aquí pretendemos dar una visión amplia y esquemática del proceso de vacunación, su conveniencia o no, y de cuál es la inmunización correcta en nuestro país.

¿Vacunas sí o vacunas no?
Sí. Y no es un sí caprichoso, pues viene avalado por la OMS. No es el objetivo de este artículo ser tendencioso ni crear polémica, ya que cada familia tiene su propio criterio y actuará en consecuencia. Para dilucidar por qué las vacunas son necesarias (y cuáles más que otras, si es preciso) contamos con la colaboración de Marga Ferrer, enfermera en el Hospital Comarcal de Inca, y de Laura Villalonga, grado y máster en Medicina y Cirugía por la Universitat de Barcelona y estudiante de MIR.
Por su parte, Ferrer asegura que las vacunas son fundamentales para prevenir enfermedades severas y altamente mortales, pero que la inmunización nunca es 100% completa, pues los anticuerpos reaccionan sólo cuando estamos en contacto con una epidemia. Estar adecuadamente vacunado / inmunizado previene el 99% de los contagios. Según Laura Villalonga, grado y máster en Medicina y Cirugía por la Universitat de Barcelona y estudiante de MIR, “en los últimos años han surgido en España los conocidos como movimientos antivacunas. Este tipo de corriente, que en algunos casos puede formar parte de cuestiones ideológicas que pretenden fomentar la mínima intervención farmacológica y terapéutica en la vida de los niños (aún más si es de manera preventiva), siembra dudas acerca de la seguridad y efectividad de las vacunas en edades pediátricas, provocando la negativa de algunos padres a vacunar a sus hijos. Sin embargo, desde el punto de vista médico pero sobre todo como habitantes todos de un mismo territorio, debemos incidir en varios aspectos beneficiosos e imperativos para lo que llamamos salud pública.”
Asimismo, tanto Ferrer como Villalonga coinciden en señalar que hay preocupación dentro del colectivo sanitario, pues con las migraciones muchas enfermedades que se creían erradicadas vuelven, de ahí la importancia de la vacunación. En palabras de la propia doctora: “afecciones como el sarampión y la rubéola habían desaparecido en nuestro medio en los últimos años […]. Algunas de estas enfermedades han sufrido un despunte en España en los últimos tiempos, debido a la globalización y al movimiento migratorio de las personas a nivel mundial.”
¿Entonces, por qué es necesario vacunarnos?
No sólo nos vacunamos para nosotros mismos, sino también para la sociedad en la que vivimos. Tan importante es que nosotros no enfermemos como colaborar con que tampoco contraigan enfermedades las personas de nuestro entorno. “Es por ello quizá que cobra más fuerza el movimiento de vacunación infantil en todos los países donde por suerte es posible, para evitar en primera instancia la enfermedad individual, y consiguientemente, como manera de prevenir la expansión de enfermedades infecciosas que habían sido controladas hasta la fecha, lo que se conoce como inmunidad de grupo”, afirma Laura Villalonga. Ferrer, además, añade que es muy improbable encontrar a un enfermero que esté en contra de la vacunación, pues la prevención de una enfermedad es la primera base para una vida saludable.
¿Y los movimientos antivacunas?
Al preguntar sobre el porqué de los movimientos antivacunas y cuál es la base de éstos, la respuesta de Villalonga es tan abrumadoramente científica como reflexiva: “Se cree que ello radica en primer lugar en las características propias de las vacunas, y el desconocimiento global sobre sus propiedades biológicas y mecanismo de actuación. Otros grupos se basan además en los tan comentados intereses de las grandes farmacéuticas, que poco o nada tienen que ver con el colectivo sanitario y médico, cuyo objetivo es centrarse en el bienestar y la salud de los pacientes, más aún en la edad pediátrica, por la importancia social y moral de este grupo poblacional.” Llegados a este punto, consideramos sumamente explicativo y esclarecedor, así como tranquilizador para las familias, transmitir las siguientes palabras de la AEP/CAP que recoge Laura Villalonga:
“Sería un error decir que las vacunas no tienen efectos adversos, sin embargo, las vacunas en la actualidad son muy seguras y el número de efectos secundarios de importancia es muy pequeño y, si lo comparamos con el beneficio que producen, podemos decir que este riesgo es desdeñable. La mayoría de los efectos adversos producidos por la vacunación son leves y transitorios y se limitan a dolor pasajero o tumefacción en el lugar de la punción. La causa de estos efectos puede ser debido a la propia vacuna, a los conservantes que se añaden para mantenerla estable, los antibióticos que se añaden en ocasiones para evitar su contaminación o a otras sustancias presentes en algunas vacunas.

Como indican en la página web del CAV de la AEP, algunos grupos de personas que se agrupan bajo la denominación de “Grupos para la Libertad Vacunal” señalan que las vacunas son responsables de las más diversas alteraciones como el autismo infantil, el aumento de casos de cáncer, la leucemia, la esclerosis múltiple, esterilidad, enfermedad de Alzheimer, y una larguísima lista de graves enfermedades. Todas estas afirmaciones se basan en la siguiente premisa: “desde la introducción de los programas de vacunación masiva se diagnostican más casos de todas estas enfermedades”. Lo único cierto en esto es que no hay ninguna prueba, ensayo clínico o investigación científica hoy en día que relacione la vacunación con estas enfermedades. Hay que saber que muchas de las enfermedades supuestamente relacionadas con la vacunación, ya existían antes de aparecer la vacuna; el aumento que se ha producido en la frecuencia de algunas de estas enfermedades ya se había iniciado antes de la vacunación, y que en muchas ocasiones, no se ha producido un aumento real de la frecuencia sino que simplemente se diagnostican mejor gracias a los avances de la medicina moderna.”
Protocolos que cambian
Muchos padres a veces se sienten confusos al buscar información o pedir consejo, pues los protocolos de vacunación pueden cambiar ya no sólo según el país, sino también dependiendo de la comunidad autónoma en la que nos hallemos, y también según nuevas actualizaciones publicadas por el Ministerio de Sanidad. Las dos profesionales consultadas insisten en que gran parte de la información para cualquier familia se puede encontrar consultando las páginas de la Asociación Española de Pediatría y del Comité Asesor de Vacunas, de la Sociedad Española de Medicina Preventiva. Ante la duda, se debe acudir a los profesionales sanitarios pertinentes, quienes os aconsejarán no sólo según la edad del niño, sino también en función de sus antecedentes médicos.
Calendario vacunal
Según la enfermera Ferrer, lo ideal sería que todos los niños estuvieran correctamente inmunizados según el calendario vacunal en vigor en su comunidad. Marga Ferrer insiste en que un buen control de vacunación es fundamental en el desarrollo de un niño, especialmente cuando hablamos de vacunas tan efectivas como la triple vírica, o el tétanos-difteria. Como veréis, hay ciertas discrepancias entre los calendarios, y por ello Villalonga hace incidencia en la “necesidad de crear un calendario vacunal único en todas las Comunidades Autónomas, para asegurar los principios de igualdad y justicia en todo el territorio nacional; una de las incongruencias que aún soporta el sistema sanitario español, a pesar de ser considerado uno de los mejores a nivel mundial.”
calendario-vacunas-oficial
Aquí os dejamos los enlaces: –Calendario común a todo el territorio nacional

 

¿Por qué los enfermeros juegan un papel tan importante?
¡Porque son los que pinchan! 😀 Bromas a parte, el papel de los profesionales de enfermeria va más allá. No sólo son los que, hablando en plata, nos dan el pinchacito. Su trabajo consiste en informar, valorar y llevar un control estricto de las dosis que ha recibido el niño y de cuáles le quedan por recibir y cuándo deben serle administradas. Según Marga Ferrer, informar a las familias es la base. La comunicación, especialmente en el área de enfermería pediátrica, es la base no sólo para crear confianza en los padres, sino también para saber exactamente cuáles son sus miedos y a qué se deben.
¿Por qué hay tanta controversia con algunas vacunas?
Antes de hablar de polémicas y controversias, Marga Ferrer insiste en dejar claro que especular sólo genera debate, y coincide en señalar, al igual que Laura Villalonga, que lo que de verdad está aconsejado es lo que aparece en los diferentes calendarios vacunales, pues son los que vienen avalados por rigurosísimos informes médicos.
Por lo que a las vacunas más polémicas se refiere, la enfermera Ferrer es clara: “Una de las vacunas que más controversia genera es la del papiloma, que se administra a las niñas de 14 años”. Si bien Ferrer no descarta su administración, en un principio no la ve para nada necesaria, pues asevera que “con una buena profilaxis se podría prevenir”. Asimismo, Ferrer también es partidaria de fomentar más citologías y más pronto, así como de incentivar el control ginecológico a edades tempranas.
Al ser preguntada por el cambio de edad en la administración de la vacuna de la varicela, Ferrer explica que ésta sólo se ha retrasado un año, pues la edad recomendada anteriormente eran los 11 años, siendo ahora los 12. La enfermera recuerda que esta misma vacuna se puede administrar a niños de 2 años, pero como el problema de la varicela es precisamente contraerla de mayor, de ahí el criterio de los 12 años.
Marga Ferrer no duda al afirmar que uno de los mayores problemas con los que se encuentran hoy en día son las vacunas de pago, como la del rotavirus o la del estreptococo, que fundamentalmente previene otitis y pneumonías. No son pocos los profesionales y las familias que consideran que estas vacunas deberían ser sufragadas por el sistema nacional de salud y, según Ferrer, administradas siempre bajo criterio médico.
¿Y si me voy de viaje, qué vacunas necesito? ¿Y mi hijo?
Puedes consultar los requisitos de vacunación para entrar a ciertos países en este enlace, así como también las vacunas que la OMS recomienda para quienes viajen a ciertos territorios. En él también podréis ver las vacunas recomendables por edad, sexo, estado de salud, etc. Asimismo, os remitirán al Centro de Vacunación Internacional de vuestra comunidad autónoma, provincia, isla o localidad más cercana que goce de este organismo. Los podéis encontrar aquí. En Mallorca lo encontraréis en el Muelle Viejo de Palma. Debéis acudir con cita previa para que evalúen vuestro caso y os puedan aconsejar de manera personalizada. Una vez más, ponerse en manos de los profesionales sanitarios es la mejor opción.

Necesito más información

Podéis encontrar más información en los enlaces anteriores y en la página www.vacunasaep.org. Asimismo, también os recomendamos la lectura del artículo que Laura Villalonga nos ha hecho llegar, en el que explica de manera clara y sencilla la historia de las vacunas, su efectividad, su importancia y los diferentes tipos que existen. Sin duda, es una lectura obligatoria para aquellos padres que necesitan un poco de tranquilidad y sosiego sobre el tema de la vacunación. Una visión objetiva, científica y cercana que sin duda os fascinará. ¿Vacunación? Sí, gracias.
Puedes descargarte el post completo de Isabel en este enlace. ¿Qué opinas tu? ¿Qué te ha parecido el artículo de Isabel? Cuéntamelo en los comentarios 😉

Si te ha gustado dame +1 🙂

También te puede interesar...

18 Comments

  • Reply
    Xisca M. Esteva
    5 junio, 2015 at 08:38

    Me encanta!

    • Reply
      Eulàlia Carbonell
      6 junio, 2015 at 08:09

      És molt bo 😉

  • Reply
    Jaume Ballester
    5 junio, 2015 at 09:46

    Fantàstic! !!

    • Reply
      Eulàlia Carbonell
      6 junio, 2015 at 08:09

      Ho és 😉

  • Reply
    Nueve meses Y un día después
    5 junio, 2015 at 15:18

    Yo estoy totalmente de acuerdo. Qué necesidad habrá de que nuestros hijos sufran enfermedades y encima contagien a otros. Ayer vi en el telediario un gráfico con la desaparición de no recuerdo qué enfermedad tras la vacunación. Con respecto a la de la varicela lo que yo tenía entendido es que, al menos en mi comunidad, se ponía de peques y la quitaron, no solo que se haya retrasado un año. Y además no se puede comprar en España, solo en Navarra creo.
    Los antivacunas, con todos mis respetos deben estar muy aburridos para negar la evidencia médica.

    • Reply
      Isabel y las tizas de colores.
      5 junio, 2015 at 21:38

      Cierto. Excepto rarísimos casos de alergias, las vacunas son 100% seguras. Además, cuando le pides a un "antivaxxer" que te dé explicaciones científicas, sólo apelan a la libertad de no vacunar. Ciencia 1, fanatismo 0.

    • Reply
      Eulàlia Carbonell
      6 junio, 2015 at 08:11

      El problema es que hoy en día creeemos saber de todo y no escuchamos a los profesionales en la materia, por desgracia pasa en muchos ámbitos… Yo también creo que no hay por qué exponer a nuestros hijos, y a la sociedad entera, a algo que les podemos evitar fácilmente. La varicela no se podía comprar en España, parece que eso va a cambiar, a nosotras nos pilló entes de la edad para poner la vacuna o sea que… Un besazo guapa

    • Reply
      Nueve meses Y un día después
      6 junio, 2015 at 19:34

      Yo este verano me parece que hago operación Portugal y se la ponemos. También van a añadir otra vacuna el año que viene. Hemos corrido mucho. Jejeje.

  • Reply
    Naikari Naika
    5 junio, 2015 at 20:38

    Un artículo muy interesante. Estoy totalmente de acuerdo con la vacunación, el que un padre decida no vacunar a su hijo, además de exponer a su hijo a esa enfermedad, expone a toda la sociedad a través de él.
    Nueve meses y un día después, creo que te refieres a la Viruela. Es la única enfermedad que se ha erradicado con vacunas.
    Un saludo

    • Reply
      Isabel y las tizas de colores.
      5 junio, 2015 at 21:40

      Algunas se han erradicado a nivel mundial, como es ese caso. Otras a nivel de estados o regiones, como era la difteria en España y toda Europa Occidental. Estaba taaaaaan erradicada como enfermedad gracias a la vacunación, que ya habían caducado los pocos antitoxinas que se encontraron aquí. Eso demuestra que estamos yendo para atrás.

    • Reply
      Eulàlia Carbonell
      6 junio, 2015 at 08:12

      Es que es un ejercicio de responsabilidad ciudadana también y eso a veces no se tiene en cuenta. Además, se supone que todos queremos lo mejor para nuestros hijos, no? Un beso 😉

  • Reply
    Mama Puñetera
    5 junio, 2015 at 22:40

    Muy interesante! Yo creo que las vacunas son necesarias y muy seguras, tampoco puedo entender que unos padres decidan no vacunar a sus hijos, primero por sus hijos y luego por los demás. En fin, ojalá y ese niño sobreviva.

    • Reply
      Eulàlia Carbonell
      6 junio, 2015 at 08:14

      Eso espero yo también, que el niño se recupere y todo quede en un susto. Yo como madre no podría perdonarme jamás que algo así le pasara a mi niña por mi cabezonería. Las vacunas existen por y para algo. Un besazo guapa 😉

  • Reply
    Mama Cereza
    6 junio, 2015 at 05:29

    Muy buen post… gracias!!!

    • Reply
      Eulàlia Carbonell
      6 junio, 2015 at 08:13

      Gracias a ti por pasarte y comentar 😉

  • Reply
    Cristina Bienvenida
    6 junio, 2015 at 11:39

    Muy buen post si señor!! Además en medio de la polémica viene genial, así que comparto!!

    • Reply
      Eulàlia Carbonell
      7 junio, 2015 at 08:35

      Gracias preciosa! Por desgracia sí, es de rabiosa actualidad. Un besazo 😉

  • Reply
    Cristina Bienvenida
    6 junio, 2015 at 11:40

    Muy buen post si señor!! Además en medio de la polémica viene genial, así que comparto!!

  • Leave a Reply

    En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

    Responsable: Eulàlia Carbonell Ferriol + info

    Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

    Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

    Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

    Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

    Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web princessandowlstories.com + info

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    ¡NO TE PIERDAS NADA!

    ¡Suscríbete y recibe en tu mail todas las novedades! Pronto contenidos exclusivos para suscriptores 😉

    * obligatorio
    Consentimiento

    En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de: Responsable: Eulàlia Carbonell Ferriol + info Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos. Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web princessandowlstories.com + info

    A %d blogueros les gusta esto: